Alerta ante posibles timos en el mundo de las alarmas domésticas

Como en toda adquisición que realiza un cliente, el mundo de las alarmas domésticas también está sujeto a picaresca y podemos encontrarnos con una muy mala experiencia sino hacemos casos de las recomendaciones que periódicamente se realizan a los usuarios a través, precisamente, de las propias compañías de seguridad. Ya comentado en otras ocasiones, una correcta alarma doméstica consta habitualmente de un sistema de detección y aviso. Ya sea a través de teléfono, de internet o de cualquier otro sistema que pueda surgir, el éxito de un correcto sistema de seguridad se centra en la detección del intruso y en el aviso a una central receptora de alarma, así como al propio usuario. Esto supone la necesidad de contar con un servicio oficial y real que posibilite dicho aviso, algo que por desgracia no siempre sucede. No es el primer caso, ni el segundo, en el que hemos contratado una alarma, un técnico ha venido a instalar fisicamente el sistema y sin embargo a la hora de realizar un aviso de peligro hemos descubierto que el sistema no está conectado a ninguna central y que hemos sido víctima de un fraude. Es por ello por lo que debemos siempre revisar todos y cada uno de los documentos firmados, con mimo y con detalle. Del mismo modo debemos intentar informarnos sobre la compañía con la que vamos a realizar el contrato y por último debemos exigir al instalador que realice una prueba de conexión en nuestra presencia. Con esto, más una serie de recomendaciones habituales (no firmar nada sin leer, no adelantar ningún tipo de dinero en mano) deberíamos prevenir los posibles timos que en este cada vez más importante sector se están produciendo.

Publicada en Noticias

Deja un comentario